martes, 22 de febrero de 2011

Liberaron a terroristas (y otras falacias del fujimorismo)

Hace tiempo quería escribir algo extenso sobre el tema, pero por razones de tiempo simplemente me remitiré a lo esencial.
Marta Moyano, Marta Chávez, Keiko Fujimori, Rafael Rey, etc. y toda esa casta política que ha enarbolado la bandera de la salvación del Perú, la bandera del fujimorismo como arma absoluta contra el terrorismo, pero se han basado en falacias, en mentiras malintencionadas... entendámoslo con el siguiente caso:

Imagínese querido lector que Ud. camina tranquilamente por las calles y por azares del destino es detenido por la policía porque alguien lo está acusando de robo, inevitablemente es llevado a la comisaría porque no se puede resistir a la autoridad y es donde se levanta el acta, la denuncia policial, etc.
Si tiene suerte se aclara la confusión y el denunciante puede disculparse. Si no, la denuncia policial implicará una investigación de acuerdo a la magnitud del monto y las circunstancias bajo las cuales se dió el robo.
En el mejor de los casos Ud. saldrá librado del problema. Sin embargo en la comisaría a algún efectivo se le ocurre decir "Hemos liberado a un ladrón".
Allí está la falacia.

En el caso sabemos a ciencia cierta que Ud. no es ladrón. Existe un principio legal llamado el in dubio pro reo el cual dice que la duda beneficia al acusado, mejor dicho, es inocente hasta que se demuestre lo contrario. En todo caso, como ha salido libre de una acusación de robo no quiere decir que Ud. haya sido ladrón, así de sencillo.

Estas lumbreras políticas, no son los únicos, han llenado medios de prensa acusando a Paniagua, Toledo, García Sayan, etc. la liberación de miles de terroristas, que el terrorismo vuelve, que el país ya no es seguro como en la época del chino, etc.

La gran pregunta es ¿Dónde puedo leer la lista de los casi 5 mil terroristas liberados por los últimos gobiernos? y es allí donde callarán estos políticos bocafloja, incluyendo al actual vicepresidente y congresista Giempietri, quien amparado en su inmunidad parlamentaria no ha tenido miedo de lanzar mentiras, cada vez más gordas, cada vez más falaces.

La respuesta es sencilla, la mayoría de esos acusados de terrorismos no era terroristas, eran ciudadanos a quienes se les atropelló sus derechos, era gente disconforme cuyos reclamos fueron criminalizados y encerrados con sentencias absurdas, varios de ellos eran dirigentes sindicales, profesores, médicos, etc. contando además a aquellos acusados por la ambigua apología al terrorismo. Algunos terminaron cumpliendo sus condenas, otros salieron libres por la lentitud del propio Poder Judicial.

Digamos que el último grupo "terrorista" salió libre el 2006... pregúntese ahora ¿Esos "terroristas" terminaron reactivando sus células subversivas, se integraron al camarada Artemio y se están paseando de lo lindo en el VRAE matando a militares cuando se les antoja?

Los restos de lo que era Sendero Luminoso en la actualidad son mercenarios del narcotráfico, se les atribuye una influyente presencia en zonas cocalera e incluso la policía hace poco tuvo en sus manos la oportunidad de detener a sus líderes.

No hay comentarios:

Buscar:

Se ha producido un error en este gadget.