sábado, 7 de agosto de 2010

Indecencia VS Corrupción en Lima

Para todos es conocido que Alex Kouri negociaba con Vladimiro Montesinos. Pero la desinformación durante el régimen de Fujimori es tal que muchos de nosotros no recordamos las atrocidades cometidas mientras el chino hacía y deshacía el tesoro público.

Lo malo es que ese efecto parece ser permanente en la población peruano, ya es un rasgo característico en nosotros. Nuestras simpatías políticas cambian por la propia inestabilidad política.

La política se ha transformado en un negocio y se juega con el sentimiento y las emociones de la población.

La política se podría comparar con el picaflor, el varón mujeriego y que busca tener relaciones sexuales con una mujer a la cual trata de conquistar con su floro. Una vez logrado va en busca de otra. No importaron las emociones ni los sentimientos, simplemente buscó un placer personal. Los políticos buscan un placer de 3 ó 4 años a costa de nuestra despreocupación o de nuestra falta de sentido común.

No es necesario mencionar a los Kouri puesto que la prensa nos ha ilustrado y nos ha refrescado la memoria de dicho personaje.

Mi crítica, dura y sin remordimiento alguno, es contra Lourdes Flores Nano. Primero establece una campaña de "Decencia contra la Corrupción" pero luego se para dando disparos en los pies y sin embargo a la gente allegada a su entorno no le queda más que echarle la culpa a los otros. Lo mismo hace Alan García al echarle la culpa de las marchas, las manifestaciones, la protesta social y otros conflictos sociales a los rojos.

Lourdes Flores al menos ha sido transparente en informar cómo ha trabajado con el Sr. Cataño, pero lo que las posibles consecuencias negativas ya tienen una mano oscura detrás: Montesinos y Kouri.

Es decir, que lejos de recibir dinero y carros y que no sabía más, que sólo le brindaba asesoría legal a Cataño, a la señorita Flores Nano hay que tolerarle su hipócrita campaña de Decencia porque sencillamente no estuvo involucrada con Montesinos. Lo único que podría recordarle a la candidaza a la Alcaldía de Lima que quizás algunos pocos peruanos no somos tontos, que ella misma dijo "Pongo mis manos al fuego por Cataño".

Lo más lamentable es echarle la culpa a otros, a los conspiradores, a los rivales políticos. Lamentablemente un ciudadano de a pie no podría opinar en contra porque inmediatamente sería acusado de ser Kourista....

Terrible y lamentable.

De nuestros candidazos arequipeños lo que yo les diría es que dejen de pensar que todo es cemento, ladrillos y fierro y que de una buena vez planifiquen a futuro para cuando tengamos problemas de energía eléctrica, agua, alimentos y tecnología... que cada vez nuestra ciudad se va volviendo más horrible para vivir.

No hay comentarios:

Buscar:

Se ha producido un error en este gadget.