jueves, 26 de agosto de 2010

Buenas y malas noticias

Buenas noticias para Arequipa, si así muchos lo consideran, porque Inca Kola inaugura una enorme planta de embotellamiento en el distrito de Tiabaya, con un costo de 17 millones de dólares, al menos la bebida de sabor nacional en parte vuelve a ser peruana.

Las malas van en relación a las actitudes de un verdadero idiota, un cavernícola cultural llamado Evo Morales. Pese a la excelente gestión económica lograda por el líder indigenista al lograr con Bolivia el crecimiento más alto del 2009, superando largamente a Perú, aunque sabemos que las cifras del crecimiento son valores a medias que no deben ser tomados como referencia para valorar el progreso de una nación, incluyendo los miles de millones de dólares que el tesoro público boliviano está ingresando gracias a las nacionalizaciones, ingresos con los cuales poco a poco va mejorando los niveles de vida de sus pobladores, lo malo del Sr. Morales es que cree que la cultura es propiedad de unos cuantos grupos humanos y no patrimonio de grupos étnicos.

Que el Sr. Evo Morales diga que sus danzas las usurpamos los peruanos llega al colmo de la estupidez humana no lo hace dueño de la verdad, creo que debe saber que antes que existieran paises como Perú y Bolivia ya existían naciones como los Tiahuanaco, los Collas, etc. cuyos descendientes forman parte de regiones del altiplano que durante décadas han estado orgullosos de seguir manteniendo dichas costumbres como parte de un patrimonio cultural.

Una verdadera pena para Bolivia puesto que se están generando gestos de desintegración y apropiación cultural impulsado por alguien que conoce muy bien de las relaciones entre estos dos países. ¿Qué va a hacer ahora? ¿Acaso cobrarnos por las danzas altiplánicas por carnavales, por la Virgen de la Candelaria, etc?

No hay comentarios:

Buscar:

Se ha producido un error en este gadget.