martes, 30 de marzo de 2010

Las justicia y los delincuentes en el Peru

Se hablaba de la lucha contra la corrupción. Se ha tomado el nombre del pueblo para lo mismo. Sin embargo la democracia, lo mas perfecto y menos imperfecto para los paises libres, no garantiza que la delincuencia y las mafias actuen de forma amenazante contra los funcionarios publicos. Muchos de los funcionarios publicos tienen problemas y denuncias, pero muchas veces son saboteados por colegas de trabajo (por ejemplo, fiscalizadores que constatan documentos que luego desaparecen).

Me ha llegado una Citación de la Policía Nacional del Perú para que vaya a dar mi declaración en una denuncia contra un funcionario público.

La intención es evidente, buscan amedrentarme e involucrarme en un problema muy grave para el cual existen pruebas y estas pruebas, segun el Tribunal Constitucional no son ilegales por la ponderación de interesas, saldrán a la luz dentro de poco.

Denunciaron a mi madre por "denuncia falsa" y buscan la manera de denunciarme a mí. La denuncia contra mi madre no tiene nombre porque el delito lo voy a demostrar YO.

No va a ser tan fácil.

Desde pequeño siempre he creido en los ideales de justicia, en las inmolaciones. Después de que escribí mi pequeña opinión sobre un candidato a presidencia regional y un falso dirigente bancario varias personas cercanas me han dicho que me cuide, de que ciertas personas de un prestigioso club querían silenciar a los informantes del problema.

No van a poder conmigo, así me cueste la vida. Prefieron morir de pie que vivir de rodillas. No en vano he sacrificado 7 años de mi vida para proteger a mi familia en vista que la parte dura, mi padre, abandonó este mundo sin llegar a los 60 años, y en vista que mi sexto sentido me decía que aú no debía dejar la casa.

La oportunidad de reinvidicar a mi familia ha llegado y de demostrar que la justicia es un ente al que podemos alcanzar...

Buscar:

Se ha producido un error en este gadget.