domingo, 31 de enero de 2010

La Tesis

Para mala suerta no se trata de la mía. Hace un año atrás tenía la misión de parchar una tesis para instituto. Después de amanecidas y reflexiones propuse un elemento, el cual no sé si fue determinante para que la aprobaran.

Todo salió bien. Las personas se graduaron, dieron mucho de sí mismos.

Actualmente no tengo contacto ni comunicación con ninguno de los que sustentaron, sólo los conocí el día que sustentaron y se graduaron. No pedí nada a cambio ni exigí ni exigiré nunca. No es justo.

El estudio y el trabajo son como el agua y el aceite. Trabajar y estudiar es complicado, en especial cuando te debes graduar y quieres hacer una tesis sólo para acceder al título. En mi caso no quiero hacer algo sencillo, sino algo que haga historia.

La educación superior no perdona a nadie. Todos los que optan por ella no deberían buscar el camino fácil de comprar o conseguirse una tesis, sino de pelearla. Tampoco plantearse tesis con sueños quiméricos o salvando al mundo, si no le es posible o si no tiene tiempo.

Uno de los problemas actuales en la sociedad se dá en torno a los valores. Ya no hay, ahora cuesta un apoyo.

A mí no me importó si había paga o no. Era un favor que me pidieron y lo cumplí.

No sé a cuántas personas les da igual hacer algo a cambio de nada, a cambio de tener antes y después las manos vacías. Las pre y post condiciones que sólo unos cuantos locos pueden manejar en sus cabezas.

Cada persona tiene sueños y metas en sus vidas, que las obtengan pero que no caigan en los facilismos: Encontrar a personas que te ayuden gratis es casi imposible...

No hay comentarios:

Buscar:

Se ha producido un error en este gadget.